¿Juegas a baloncesto o dominas el baloncesto? La respuesta: ¡SPACING!

Actualizado: 3 de may de 2019

"El ataque quiere crear espacio y cuidar el timming, la defensa quiere atacar el espacio y romper el timming" E. Messina


¿Qué quiere decir spacing? Es el respeto por el espacio gracias a una buena distribución de nuestros jugadores en el campo, siempre según el balón y el compañero. Es necesario entender que para que un jugador pueda romper en uno contra uno, jugar un aclarado ya sea en el poste o en la línea de tres, éste requiere de un correcto uso de los espacios del campo, que ya es suficientemente pequeño como para que además nosotros, en una utilización deficiente del mismo, lo hagamos más pequeño aún. La correcta disposición de los jugadores/as genera mayor dificultad al equipo que defiende para realizar ayudas de calidad, obstáculos para bloquear el rebote, complicaciones para cerrar líneas de pase o presionar el balón con efectividad.

Es imprescindible entender la lógica interna y los espacios que rigen nuestro deporte para llegar a dominarlo, si dominamos las situaciones relacionadas con el espacio venceremos en todas las facetas del juego. El baloncesto es sin duda una guerra de espacios, el que la gana tiene gran parte del camino recorrido.


Si buscamos una pura definición para la palabra dominio la hallaremos como: Supremacía en cuanto al poder, la autoridad y la fuerza. Aplicado al baloncesto podemos equipararlo a conocimiento, desarrollo e interpretación de cualquier situación que se nos presenta: Un contra ataque en ventaja numérica, un sistema cerrado, un ataque contra zona, un pick & roll, etc.


Podemos diferenciar dos tipos de jugador de baloncesto si hablamos de dominio, el que lo desarrolla a base de poderío físico y el que lo hace apoyado en su conocimiento e interpretación del juego. Obviamente, sobra decir que el que consigue complementar estos dos tipos descritos anteriormente se convierte en ese jugador que todo equipo profesional busca.


Hay muchos jugadores con una gran carrera a sus espaldas que solo han desarrollado uno de los dos conceptos, aunque los que han alargado sus carreras y han sido más determinantes a lo largo de los años son los que cuidan su estado físico y aprenden a diario sobre baloncesto. Hay muchos casos de brillantes jugadores/as que en sus inicios dominaban por sus cualidades físicas, por su talento individual o por sus capacidades innatas para realizar según que tareas del juego, y que a lo largo de sus respectivas carreras se han visto obligados a evolucionar.


Juan Carlos Navarro ha destacado siempre por su facilidad para anotar, hasta la edad de 25-26 años nunca necesitó ir más allá de este ítem del juego, cuando comenzó a ser conocido y respetado por las defensas rivales, éstas empezaron a cerrarse más sobre él, J.C. Navarro tuvo que evolucionar y mejorar en su conocimiento del juego y de los espacios del mismo, para mejorar de paso en su capacidad para asistir. De esta manera dio un paso adelante y se convirtió durante varios años en un jugador referencia en el puesto de escolta pues sumaba individualmente en su mayor característica y sumaba haciendo mejores a sus compañeros con sus capacidades para pasar el balón. Todo ello fundamentado en la interpretación del juego y dicho sea de paso, en la ocupación de los espacios de sus compañeros.


Otro caso que me fascina es el de Felipe Reyes, que representa el paradigma del jugador físico que domina algunos registros ayudado por su potencial atlético, en este caso el del rebote ofensivo. Como seguro para todos es conocido, F. Reyes era un jugador que había jugado siempre en la posición 5, mientras su carrera avanzaba, su dominio de las facetas condicionales iba diezmando, pero a base de la maduración de su conocimiento del juego ha conseguido evolucionar y encontrar mejores espacios para desarrollar otras cualidades. Su juego muta a partir que del entendimiento del Spacing, esto le permite empezar a tirar triples y a base de repetición y entrenamiento consigue ser muy fiable desde la larga distancia, además empieza a generar unos contra unos des de la línea de 6,75, aprovechando el buen spacing que consigue generar.

El último caso es el de una jugadora que siempre ha destacado por su conocimiento del juego, nunca por su físico atlético ni por ser brillante en el uso de la técnica, Noemí Jordana. Una jugadora fija en todas las selecciones españolas, 19 temporadas consecutivas jugando a máximo nivel, liga femenina 1, eurocup, euroliga… Ella domina todas las parcelas de juego, ha sido titular en prácticamente todos los equipos en que ha jugado, una de las máximas asistentes de la liga española, sobresale haciendo mejores a las compañeras y ese es un perfil siempre muy buscado por cualquier entrenador.

A nivel profesional hoy día, se ven diversas disposiciones que podríamos distinguir entre 4-1, 3-2 y 5-0. Los equipos se confeccionan habitualmente con dos jugadores interiores puros que incluso puedan jugar juntos, dos jugadores interiores versátiles que normalmente actúan en la línea de 3 ptos, uno o dos jugadores exteriores versátiles que compaginan el juego en la pintura con el 1x1 exterior o el pick and roll, 2 exteriores tiradores y casi siempre muy buenos defensores y 2 bases que dirijan y asistan al equipo. A partir de este roster que os presento pueden montarse infinidad de estructuras de spacing.


Lo más corriente en el baloncesto profesional moderno, es la utilización del 4-1 donde el jugador interior es obviamente un pívot clásico, duro, rocoso, contundente sin dudas pues debe hacerse fuerte en la zona, jugar unos contra unos muy poderosos y atraer ayudas para generar tiros exteriores. Este no se va a prodigar en el lanzamiento exterior pues los espacios de la media y larga distancia son ocupados por los jugadores exteriores antes descritos. El otro interior, en este caso el 4 del que hemos dicho su mayor característica es la versatilidad, pudiendo jugar 1x1 des del triple o realizar tiros desde la larga distancia, suele utilizar espacio de típico jugador exterior a no ser que sea superior físicamente. Si se da el caso, puede desafiar en pintura a un jugador más débil físicamente, para ello el jugador 5 deberá liberar su espacio para que el 4 consiga un Spacing óptimo para su 1x1. Los aleros versátiles tienden a aprovechar sus ventajas que pueden ser de fuerza y peso o de velocidad. En este esquema 4-1 tiramos mucho de Scouting, componente táctico indispensable en alto nivel, pues si la ventaja es de fuerza orientaremos nuestro ataque de forma cercana al aro, mediante Shuffle’s o típicos bloqueos Flex y del modo contrario si nuestra ventaja es de velocidad lo orientaremos hacia la línea de 3. Nuestros exteriores especializados en la anotación recibirán cantidad de bloqueos indirectos como Zippers o Staggers para forzar su tiro de 3, su Jump Shot a media distancia o su potente 1x1.


Si hablamos de disposición 3-2, los espacios cambian, los interiores toman importancia, es ese momento en que podemos poner a dos jugadores interiores juntos, como comentaba en anteriores párrafos, para jugar por ejemplo high-low entre ellos y hacer el máximo daño al rival cerca del aro o triangular pases para dichos interiores.Los exteriores tendrán más espacio para ganar en las esquinas pues al retirar un jugador de perímetro y acercarlo al aro, liberamos los corners. Cualquier Pick and Roll ya sea central o lateral, combinado con un High-low liberará espacio para generar tiros exteriores desde 45º y las esquinas


El 5-0 es la disposición estrella en formación, todos los jugadores en la línea de 3 puntos, todos los jugadores haciendo todas las tareas posibles en ataque, provoca grandes dificultades a la defensa para llegar a las ayudas con calidad pues el ataque optimiza los espacios con el objetivo de debilitar a las defensas que tienden a cerrarse siempre. Es el menos utilizado en equipos de élite, aunque yo no puedo olvidar el Lokomotiv Kuban de G. Bartzokas que llegó a una final four de la Euroliga jugando con una estructura que en muchos momentos se asemejaba bastante al 5-0, del Uni Girona campeón de liga femenina donde se jugaba con la center en 6,75 central para distribuir el juego, de los GS Warriors de esta temporada 2017 que están disputando las finales de la NBA o de la selección americana que suele jugar con 5-0 gran parte de los torneos colocando a Lebron James de 4, siendo un alero y a Carmelo Anthony de 5, siendo otro alero.


Un equipo rico tácticamente y un entrenador que sepa adaptarse a las diferentes situaciones de un partido y una temporada, que pueda fichar suficientes jugadores de suficiente calidad, tiende a variar sus estructuras antes relatadas, según su elección a nivel de Spacing y el Scouting del rival, eso te lleva a competir sacando el máximo rendimiento a todos los jugadores y significa sin lugar a dudas, ¡dominar el Baloncesto!


"Enseñar las ventajas del 2x2 pero también las soluciones y fundamentos hasta el 5x5 implicando todos los jugadores, el mayor nivel defensivo actual exige respuestas más colectivas que el 2x2" Ricard Casas


Leandro Nahmanovici


BLOG

© 2020 100X100 JUGADOR

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now