Composición corporal y medidas antropométricas en el jugador de Baloncesto


La composición corporal y las características antropométricas (medidas, dimensiones y proporciones) son factores que afectan al rendimiento deportivo y a la salud. Por lo que existen perfiles antropométricos y de composición corporal característicos de cada especialidad o modalidades deportivas, que además pueden tener un impacto en el proceso de selección del jugador.

En este artículo veremos pues las características antropométricas del jugador de baloncesto y, si estas varían en función de la posición de juego, del nivel competitivo y como se relacionan con el rendimiento deportivo del jugador.


El estudio cineantropometrico es la herramienta que nos permite medir el peso corporal, la estatura, envergadura y diferentes pliegues cutáneos, perímetros, diámetros y longitudes para con la aplicación de fórmulas obtener información sobre el somatotipo (mesomórfico, endomórfico o ectomorfo), la composición corporal y la proporcionalidad de diferentes partes del cuerpo.

De la multitud de medidas y valores que podemos obtener hay algunas, como por ejemplo la altura o envergadura que son determinadas genéticamente, pero existen otras relacionadas con la composición corporal (grasa y masa muscular) que pueden ser modificadas a través del entrenamiento y una alimentación adecuada.


ALTURA, PESO Y IMC:

Des del punto de vista antropométrico, en baloncesto, la altura se considera el atributo físico más importante. Pero también, las diferencias en altura y peso corporal serán uno de los parámetros para seleccionar la posición de juego. Además, al ser el baloncesto un deporte intermitente caracterizado por sus actividades explosivas como sprints, saltos o cambios rápidos de dirección, la valoración de la fuerza y potencia muscular puede ser un aspecto clave.

Diferentes estudios demuestran pues como los jugadores de baloncesto que son más altos, con mayor peso corporal ​​y con extremidades más largas se encuentran en niveles competitivos mayores, es decir podría haber una relación entre mayor IMC y nivel competitivo.


Sin embargo, no existirían diferencias significativas en el IMC entre las diferentes posiciones de juego, excepto en el caso de los pívot que suelen tener mayor IMC respecto al resto de posiciones.


Además, se puede observar como los jugadores de equipos Junior tienen valores de IMC y grasa corporal más bajos que el resto de categorías. Este aspecto puede ser debido a la falta de desarrollo y crecimiento corporal junto con el incremento natural de grasa que se produce con la edad.

GRASA CORPORAL:

Para el porcentaje de grasa el jugador de básquet rondaría el 10% (fórmula de Yuhasz), pero en categorías superiores como ACB podemos ver valores entorno al 13%, sin encontrar diferencias notables entre las posiciones de juego.

El porcentaje de grasa examinado por el CAR (fórmula de Yuhasz) fue 9,6 +/-3,2% para los hombres y, en el caso de la mujer 20,1 +/-4,9%.


Otro aspecto interesante que se ha valorado es la diferencia que existe a nivel de grasa corporal al comparar los jugadores de U20 y U18 del equipo nacional español con el equipo análogo inglés siendo aproximadamente de un 2% superior (alrededor del 10,5% en los equipos nacionales de España al 12,6% para el equipo inglés). Lo que podría ser uno de los factores que podría incidir en el éxito de los equipos nacionales españoles en los últimos tiempos.

SUMATORIO DE PLIEGUES CUTÁNEOS:

La suma de los 6 pliegues oscilaría entre 60-80mm en jugadores masculinos y, 75-135mm en jugadoras.

De los 6 pliegues cutáneos, el pliegue abdominal podría ser aquel que tendría mayor incidencia en el rendimiento deportivo, pudiendo disminuir significativamente por un exceso de grasa abdominal.


Podemos decir pues que las medidas antropométricas y valores de composición corporal están relacionadas como hemos visto con el rendimiento deportivo y con lo cual pueden ser clave para el avance del jugador a niveles competitivos más altos. Es cierto que algunas medidas vienen determinadas genéticamente pero otras en relación a la composición corporal (grasa corporal, masa muscular), perímetros y pliegues las podemos mejorar mediante un buen entramiento y alimentación personalizada.


Estas medidas pueden ser utilizadas como indicadores del nivel de rendimiento, conocer la evolución del jugador durante la temporada y dirigirlo hacia el perfil óptimo.


El estudio a nivel cineantropometrico del jugador por lo tanto puede ser interesante a la hora de elaborar programas específicos de entrenamiento e intervenciones a nivel dietético-nutricional, para obtener así efecto sobre el aumento o disminución de los valores de los pliegues cutáneos, peso y composición corporal y, por ende, su rendimiento deportivo.


Bibliografía:

María Abella del Campoa, Raquel Escortell Sáncheza, Isabel Sospedrab,c, Aurora Norte-Navarrob,d, Alejandro Martínez-Rodrigueze y José Miguel Martínez-Sanzb,d. Kinanthropometric characteristics in teenager basketball players. Rev Esp Nutr Hum Diet vol.20 no.1 Pamplona mar. 2016.

Vaquera Alejandro, Santos Santiago, Villa José Gerardo, Morante Juan Carlos, and García-Tormo Vicente. Anthropometric Characteristics of Spanish Professional Basketball Players. J Hum Kinet. 2015 Jun 27; 46: 99–106.

Gryko K, Kopiczko A, Mikołajec K, Stasny P, Musalek M. Anthropometric Variables and Somatotype of Young and Professional Male Basketball Players. Sports (Basel). 2018 Jan 29; 6(1).

Victoria Pons, Joan Riera, Pedro Alberto Galilea, Franchek Drobnic, Montserrat Banquells, Olga Ruiz. Características antrométricas, composición corporal y somatotipo por deportes. Datos de referencia del CAR de San Cugat, 1989-2013 Apunts Med Esport. 2015;50(186):65-72.


Mónica Salazar

BLOG

© 2020 100X100 JUGADOR

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now